Revista literaria avant la lettre

General News

Agnes 5

—Tranquilízate, joder. ¿Por qué no piensas en algo divertido que nos pueda pasar? Eso se te da bien.

—Algo divertido sería una derrota. Estoy intentando hacer algo distinto.

Carta de perdón por la peor pedida de mano de la historia de Nueva York, distrito centro

Nueva York, 5 de agosto, 1952 A mi querida Magdalena…

Pues claro que Dios te ha curado el cáncer

Doctora: Efectivamente, señor Ruiz, no hay ni rastro del…

Velatorio de doña Amparo, 2ºB

Se hace tarde en casa de la señora Presentación.…