Auteurs

Miquel Bonet Pinyol (Reus, 1977). Faig de perio­dista, editor i escriptor, però m’he dedicat durant vint anys a la res­tau­ra­ció i a la indústria, en el marc d’un estudi vital sobre l’es­cla­vi­tud en l’era digital. Espe­cia­litzat i molt expert en la política, cultura i la manera de ser dels tarra­go­nins, així com el seu llarg i tortuós camí cap a la inde­pen­dèn­cia. Era un nínxol de mercat desatès.
Fran J. Díaz (Villa­rro­bledo, 1991). Aunque mi dedi­ca­ción pro­fe­sio­nal es la de inves­ti­ga­dor pre­doc­to­ral de tele­co­mu­ni­ca­cio­nes en València, tiento las artes escénicas a través del teatro (impro­vi­sa­ción y pro­duc­cio­nes teatrales uni­ver­si­ta­rias), el monólogo cómico y pre­sen­tando un programa de divul­ga­ción cultural en UPV Ràdio. Gusto de escribir donde me dejan: revistas cien­tí­fi­cas, fanzines musicales, páginas elegantes o cartas anónimas pidiendo rescates.
Kike es director y fundador de El Mundo Today.
Desde 1927 ha estado vinculada a la British Library. Primero como miembro del consejo. En 1940 fue nombrada jefa de la junta editorial. Desde 1962 está expuesta en la sección de per­ga­mi­nos.
Humano en deca­den­cia. Mis cosas favoritas son los video­jue­gos, Kurt Vonnegut y mi novia. Dejé de molar cuando perdí la base de datos de lame​to​nes​dea​mor​.com.
Guions, pater­ni­tat i tristesa con­tin­guda.
Guionista, filòsof, escriptor i editor de :Rata_​ Llibres.
Xavi Puig escribe humor pro­fe­sio­nal­mente desde 2009 en radio, tele­vi­sión, prensa escrita y sobre todo internet, prin­ci­pal­mente bajo el sello de El Mundo Today, medio que codirige junto a Kike García. También ha trabajado como guionista para TVE (José Mota), Canal Plus y TV3.
Javi Ramos nació en el año 1986 en Galicia. En sep­tiem­bre de 2016 empezó a colaborar en El Mundo Today. En sep­tiem­bre de 2020 intentó escribir una biografía graciosa para Poesía Completa y no lo consiguió, pro­vo­cando que los demás par­ti­ci­pan­tes se vieran obligados a escri­birla por él. Le gustan mucho los anacardos y el kiwi amarillo, y no tiene ningún reparo en hablar cons­tan­te­mente de ello aunque eso le haga parecer una persona des­equi­li­brada y pro­fun­da­mente aburrida.