Revista literaria avant la lettre

Cómo superar la depresión y triunfar en los negocios (Muestra gratuita) (Spanish Edition)

SONRÍE…

¿Lo ves? No es tan difícil.

Durante veinte años estuve luchando contra la depresión y te voy a contar un secreto: lo estaba haciendo mal. Y tú, segu­ra­mente, también.

Durante veinte años luché contra un enemigo ima­gi­na­rio que no estaba más que en mi cabeza.

“Estoy deprimido, estoy deprimido”, me repetía a gritos en el interior de la ima­gi­na­ción de mi mente.

La mente es un lugar muy poderoso…

Sin embargo, un día me levanté y me dije inte­rior­mente: “SONRÍE”…

Y súbi­ta­mente cambié el chip, mi pers­pec­tiva giró 365 grados, igual que TÚ estás a punto de hacerlo.

Porque, como a mí me gusta decir, la depresión no es un problema… la depresión es una OPOR­TU­NI­DAD…

Vivimos en un Mundo donde parece que ser feliz es un delito, ¿te has fijado tú también?

Todos van con prisas, con cara de enfadados, tristes, preo­cu­pa­dos, ansiosos, extre­sa­dos, etc etc…

Seguro que tú también te has encon­trado a ese/​​a compañero/​​a de trabajo que va por ahí diciendo que el médico le ha dado la baja por depresión… ¿A que sí?

Y yo te pregunto (y quiero que me contestes desde lo profundo de tu CORAZÓN dejando de lado la cerebral mente cua­dri­cu­lada)… ¿quieres que los demás te vean a ti también así? ¿En serio? ¿Quieres ir tú también espar­ciendo por el aire tus malas vibra­cio­nes y haciendo del mundo un lugar peor para nuestros sueños?

No me respondas todavía. Guárdate tu respuesta y tus “peros” en el corazón un instante.

Sé lo que me vas a contestar, porque, repito, yo también he estado AHÍ, en el agujero irra­cio­nal oscuro del propio auto­com­pa­de­ci­miento y del auto­des­truc­ti­vismo.

Si crees (como yo también creí durante veinte años) que hablar de tu tristeza te iba a ayudar permíteme que te ayude yo.

Hablar de tu depresión va a hacer que la gente que amas, tus compañeros/​​a de trabajo, tus amigos/​​a, tus parejas, se harten de ti, porque, al final la gente huye de los EGOÍSTAS que solo hablan de nega­ti­vi­dad y de su tristeza.

DESPIERTA…

SONRÍE…

Sé que cuesta, pero trágate el orgullo y en vez de agobiar a tus amigos/​​a con problemas, hazles SONREÍR rega­lán­do­les un helado de fresa, o ese vestido que tanto les gusta o esa GoPro que tanto han ansiado.

Porque hacién­do­les SONREÍR vas a hacer un Mundo Mejor.

PIÉNSALO. Estar deprimido/​​a es una OPOR­TU­NI­DAD en el camino correcto para ser FELIZ.

Y como decía el Prin­ci­pito: “Si me dices que nos vamos a ver a las cinco de la tarde, a las cuatro ya empezaré a ser feliz”, porque así es…

La depresión es como cuando tienes hambre… Puedes quejarte y quejarte o puedes ACTUAR y arre­man­garte y ponerte a cocinar un delicioso plato favorito o un pastel de chocolate. Mmmmmmm…

Y mientras estés cocinando ya no pensarás en el hambre que tienes sino en lo bien que te va a sentar ese plato de langosta con trufas.

Y no solo es que el Prin­ci­pito nos haya dado un consejo y una lección muy impor­tan­tes, sino que la CIENCIA también lo demuestra.

¿Has oído hablar de la Física Cuántica?

No, espera, no cierres el libro con el ceño fruncido pensando “Otra vez me la han colado y me van a hablar de mate­má­ti­cas y de mentes cua­dri­cu­la­das”…

La Física Cuántica es mara­vi­llosa, porque explica los enigmas de la mente…

En el colegio solo te cuentan la parte aburrida, ¿a que sí? Brrrrrr.

No quiero aburrirte yo también con las complejas ecua­cio­nes de Einstein o Arquí­me­des. Para eso ya me he leído cientos de libros por ti.

Te repito que SÉ cómo te sientes porque yo he estado AHÍ, y no debes tener miedo…

Coge mi mano, aspira fuerte y te apuesto a que mis palabras resonarán en tu CORAZÓN.

La CIENCIA dice que TODO lo que sueñes puede hacerse realidad… Por este mágico des­cu­bri­miento le dieron a Steven Hawking un Nobel que sin duda merecía porque él mismo per­so­ni­fi­caba el tesón que puede encerrar una persona en silla de ruedas que a cualquier otra persona le hubiera hecho derrum­barse y darse por vencido y él en cambio recogió el guante del destino e hirió de muerte al infor­tu­nio con el arma más poderosa que nos ha dado la Madre Natu­ra­leza: una ETERNA SONRISA.

(Hasta aquí el fragmento gratuito. No dudes en comprar el libro e‑lectrónico si quieres que te guíe hasta salir del pozo y triunfar en los negocios e influir en las personas. Dis­po­ni­ble en tu tienda Amazon favorita por solo 2.99€uros…

Y no te olvides de SOÑAR y de SONREÍR… ante esta gran OPOR­TU­NI­DAD.)