Revista literaria avant la lettre

Crítica del antidepresivo Paroxetina Mundogen 20mg

La Paro­xe­tina Mundogen 20mg es el medi­ca­mento genérico del famoso Seroxat 20mg. Se presenta en un cómodo envase de 14, 28 o 56 unidades.

DES­CRIP­CIÓN DEL PRODUCTO
La Paro­xe­tina es un medi­ca­mento anti­de­pre­sivo que pertenece al grupo de los «inhi­bi­do­res selec­ti­vos de la recap­ta­ción de sero­to­nina». La Paro­xe­tina Mundogen se toma por vía oral, como es habitual. Son com­pri­mi­dos «con cubierta pelicular EFG». Sin comen­ta­rios; puro marketing. No haga caso. El producto, sin embargo, nos quema en las manos. Vamos a ver de qué está hecho. No hay sorpresas: 20 mg de Paro­xe­tina (DOE) (hidro­clo­ruro hemi­hi­drato) y can­ti­da­des resi­dua­les de exci­pien­tes: hidrógeno fosfato de calcio dihidrato, car­bo­xi­me­tal­mi­dón de sodio, estearato de magnesio y (voilà!) Opadry YS‑1–7003 (con contenido de hipro­me­losa, dióxido de titanio (E171), macrogol 400 y poli­sor­bato 80). De momento vamos bien; la Opadry YS‑1 a 7003 nos asegura com­pa­ti­bi­li­dad con una gran gama de medi­ca­men­tos. ¡Primer punto a favor de Mundogen!

EL MANUAL DE INS­TRUC­CIO­NES
Las ins­truc­cio­nes se limitan al clásico prospecto, impreso por las dos caras, afor­tu­na­da­mente en español. La letra, des­gra­cia­da­mente, es pequeña y de difícil lectura para las personas mayores. La redacción es correcta y la infor­ma­ción sufi­ciente aunque, por momentos cae en obvie­da­des y tiende a la diva­ga­ción.

VER­SA­TI­LI­DAD PARA TODOS
La Paro­xe­tina ha demos­trado ser un medi­ca­mento todo­te­rreno. Pero, vayamos por partes: ¿quién la puede tomar? Está indicada en el tra­ta­miento de depresión, tras­tor­nos obsesivos com­pul­si­vos, trastorno por angustia, fobia social, trastorno de ansiedad gene­ra­li­zada. En una palabra: versátil.

INS­TA­LA­CIÓN
Las dosis diarias pueden variar entre los 20mg y 50mg, según pres­crip­ción médica. Nosotros lo hemos probado en dosis de 20mg.

PRIMERAS IMPRE­SIO­NES
Como es habitual en este tipo de medi­ca­men­tos, los primeros efectos que notamos fueron los secun­da­rios, que se pueden presentar en una amplísima gama: cansancio, taqui­car­dia, estre­ñi­miento, diarrea, falta de apetito, dis­fun­ción sexual… En nuestro caso sólo fueron estre­ñi­miento y falta de deseo sexual. Los efectos bene­fi­cio­sos de la Paro­xe­tina son imper­cep­ti­bles en el día a día, pero al cabo de unas semanas el medi­ca­mento ya está haciendo efecto.

LA POLÉMICA
El Seroxat pasó de ser el medi­ca­mento milagroso, según algunos, a un engaño, según otros, en cuestión de años. Se presentó como la solución a la fobia social, un trastorno, según recientes reve­la­cio­nes, que es un bluff. La Paro­xe­tina, como genérico del medi­ca­mento de Gla­xoS­mith­Kline, también está bajo sospecha. Nosotros no opinamos al respecto.

¿FUNCIONA?
Después de seguir un tra­ta­miento largo es com­pli­cado discernir qué efectos provoca la Paro­xe­tina en el organismo. Sin embargo, y según hemos podido con­tras­tar, algunos efectos curiosos que sí se pueden atribuir al medi­ca­mento son: menos osci­la­cio­nes drásticas en el humor, som­no­len­cia como respuesta ante los problemas y apatía estoica en situa­cio­nes que antes pro­vo­ca­ban alte­ra­cio­nes anímicas.

LOS «PROS»
-Los mismos que el Seroxat: pre­su­mi­ble mejora en el equi­li­brio anímico.
-El precio. La caja de 56 com­pri­mi­dos sale a 42’04 €. ¡Wow! ¡Mundogen juega fuerte!

LOS «CONTRAS»
-Las polémicas que la han salpicado.
-Posible creación de depen­den­cia.
-Posible aparición de otros tras­tor­nos latentes.
-Posible desa­rro­llo de conductas agresivas.
-Inape­ten­cia sexual.

VEREDICTO
Inten­tando ser objetivos, lo que no es fácil siendo con­su­mi­do­res, la Paro­xe­tina es un medi­ca­mento correcto, de los que van «pasito a pasito». Éste puede ser su gran defecto o su gran virtud, según se mire. En defi­ni­tiva, una compra que no aporta nada nuevo pero que ayudará a los más depre­si­vos.

Nuestra pun­tua­ción: 4 Payasos Tristes sobre 5.