Revista literaria avant la lettre

Mi Primer Diario Antártico: Fragmento del diario del explorador noruego H. H. Bööyles

15 de febrero – Nieva aún. Hansen está grave, Olsen también, pero Hansen está aquí y Olsen no.

16 de febrero – Pese a que aún nieva, Ergosen y yo salimos a buscar a Olsen. Lo encon­tra­mos y logro arras­trarlo hasta la tienda. Cuando llego me pregunto dónde está Ergosen.

17 de febrero – Nieva algo, nieve, supongo.

20 de febrero – El tiempo no mejora, sólo pasa.

14 de febrero – La fiebre continúa.

12 de febrero – Olsen ha muerto. Lo hemos enterrado en el jardín, bajo el columpio.

10 de morzofo – Ha sido mi cum­plea­ños. Comimos tarta. Tía Elga me enseña un seno. No recuerdo cuál.

11 de febrerozo – Aún estamos aquí, esperando rescate imposiblo. Ago faltaz hor­to­grá­fi­cas para señalar nuestra posi­ció­nes.

21,7 de febrerozo – Con­ge­la­cio­nes graves en todo su cuerpo. La pros­ti­tuta que nos acompaña ha quedado defi­ni­ti­va­mente inser­vi­ble.

0.005 de frezzzño – Ya solo quedamos Hansen y yo con vida. Al menos eso es lo que opina Ingobsen.

Marzo de marzo – Ha dejado de nevar. Hemos salido a cele­brarlo. He contado a mis hombres y sólo quedo yo.

Finales de marzo/​​júlio – Ono­más­tica de Leopoldo, onanismo con­me­mo­ra­tivo, muero en paz, el sexo ya no es algo tan

(aquí queda interrump )